Cómo cuidar tus prendas de seda.

2018-07-10

Cómo cuidar tus prendas de seda.
Cómo lavar ropa de Seda a mano:
  • Para comenzar, haz una prueba en un lugar poco visible de la seda: toma una toalla blanca y úsala para humedecer la zona. Presiona suavemente la mancha con la toalla húmeda para ver si sale algo de color. Si queda color en la toalla blanca, te recomendamos que no laves la seda a mano, y que en su lugar la lleves a un profesional o a una tintorería.
  • En caso de que la prueba haya sido exitosa (y no haya quedado color en la toalla), el siguiente paso es tratar la mancha: primero humedécela con agua fría o vinagre diluido.
  • Luego enjuaga la prenda en un balde con agua tibia y un poquito de detergente suave y espera no más de cinco minutos.
  • Después de cinco minutos, quita el agua del balde y vuelve a llenarlo con agua fría y ¼ de una taza de vinagre blanco. El vinagre va a ayudar a quitar cualquier exceso de detergente y alcalinidad.
  • Agrega varias gotas de Drive Perfect Delicates al balde: va a dejar tu seda súper suave.
  • Quita el agua fría del balde y reemplázala por agua fresca, y luego enjuaga.
  • Una vez que hayas enjuagado la prenda de seda, sácala del balde y déjala estirada sobre una toalla.
  • Enrolla la seda en la toalla y suavemente presiona sobre la toalla para que absorba el agua de la seda.
  • Estira la prenda de seda sobre otra toalla limpia y deja secar.
Cómo lavar ropa de Seda en máquina:
  • Antes de poner tu prenda en la lavadora, chequea primero la etiqueta de fabricación. Si la prenda sólo admite “lavado en seco”, no la pongas en la lavadora.
  • En caso contrario, elige un ciclo de lavado delicado que use agua fría y una temperatura máxima de 30° C. No elijas una temperatura del agua superior a los 30° C porque puede dañar el material.
  • Coloca la seda en una funda de almohada o una bolsa de tela especial para lavadora para que la seda no se atasque o enganche en el tambor de la lavadora.
  • Elige un detergente para ropa suave y no alcalino y evita usar demasiada cantidad: sigue siempre las indicaciones en la etiqueta.
  • Nunca uses la secadora con este tipo de material. Deja la prenda de seda estirada sobre una toalla limpia para que se seque sola.
Otras precauciones: -Mantén la seda alejada del calor y de la luz solar, ya que puede mancharse y ponerse amarilla con el paso del tiempo.